online pharmacy

Quejigales y robledales

Añadir al Cuaderno de Viaje
Quejigales y robledales

Entorno del Barranco del Guadalentín

En la bajada al Barranco del Guadalentín se extiende uno de los mejores bosques de quejigos del Parque. Entre los quejigos, al otro lado del barranco, se levantan majestuosos los Poyos de la Carilarga. Todo el conjunto, quejigal, río y farallones rocosos hacen de este paseo un verdadero disfrute de nuestra naturaleza.


En otros tiempos, una de las formaciones boscosas más extendidas por las sierras era el quejigal, enclavado en suelos profundos, con abundante materia orgánica y de calidad. En este bosque el árbol dominante es el quejigo (Quercus faginea). En la colonización de la sierra el ser humano ocupó estos suelos ricos y fértiles para su uso, talando el bosque y aprovechando sus despojos como combustible y material para la construcción. Más adelante fue la industria naval la que se abasteció de la madera de los robledales o quejigales serranos. En nuestros días el robledal, como se le nombra en la sierra, sobrevive en zonas poco transitadas, en laderas umbrosas y en el fondo de valles a modo de rodales o bosquetes.

Los quejigos (Quercus faginea) están acompañados por algún pino salgareño (Pinus nigra salzmannii) y alguna encinas (Quercus ilex ballota). En el sotobosque encontramos árboles como cerecinos (Prunus mahaleb) y pespejones (Sorbus torminlis), y arbustos como majuelos (Crataegus monogina), escaramujos (Rosa spp.), laureolas (Daphne laureola), espinos arros (Berberis vulgaris australis). Y tapizando el suelo, encontramos un séquito de herbáceas entre las que destacamos gramíneas como Brachypodium sylvaticum, Brachypodium phoenocoides, Festuca arundinacea, Dactylis glomerata, y Piptaterum meliaceum. Otras especies que encontramos en el quejigal son el botón de oro (Geum sylvaticum), violetas (Viola odorata), primaveras (Primula vulgaris), consueldas (Prunella grandiflora, P. laciniata, P. vulgaris), filipéndulas (Filipendula vulgaris), eléboros (Helleborus foetidus), narcisos (Narcissus triandrus pallidulus) y jacintos silvestres (Scilla paui).

 

LOCALIZACIÓN

Para acceder seguimos la carretera que va desde Vadillo Castril a la Nava de San Pedro. A la altura de Los Collados se torna en pista de tierra, pero con buen firme. Al superar la Nava de San Pedro iremos pendientes del segundo desvío a nuestra derecha. Se trata de una pista cerrada al tráfico de vehículos que se encuentra a pocos metros de la antigua casa forestal de Fuente Acero, que actualmente está abandonada, pero se mantiene en pie y se ve desde la pista. Al pasar por ella, a unos 200 metros encontramos el desvío, donde aparcamos y vamos andando siguiendo la pista. En seguida empezaremos a adentrarnos en un esplendido bosque de quejigos.



Coordenadas X: UTM: 30 S WG13 94 513879
Coordenadas Y: UTM: 30 S WG13 94 4194576
RSS Feeds

Planifica tu viaje, navega por la web y añade al cuaderno tus contenidos