online pharmacy

Segura de la Sierra

Añadir al Cuaderno de Viaje
Segura de la Sierra

Una vela sobre una mesa de roble, un tintero con una pluma y un trozo de papel a medio escribir. Una figura llama la atención sobre el resto de la sala dedicada a la familia de los Manrique en la segunda planta de la torre del homenaje en el castillo de Segura. Jorge Manrique es un personaje íntimamente ligado a Segura de la Sierra. Si imaginásemos al poeta frente al papel podríamos pensar que el texto quizá comenzase así: “recuérdome agora muy noble señor hermano, haberos una vez dicho, en son más cercano a burla, que a veras si querías que os escribiese algo sobre el oficio de la Montería”.


Estas líneas corresponden al Tratado de la Montería, estudiado por el duque de Almazán, un documento que algunos investigadores atribuyen a Jorge Manrique. Hablar del siglo XV en la Sierra de Segura es hablar de la familia Manrique y de la época de frontera. Una situación en la que eran frecuentes los ataques y las respuestas por parte de cristianos y musulmanes. Ese peligro y la situación fronteriza se percibe nada más entrar a Segura de la Sierra: restos de murallas, torres, puertas de entrada y en lo alto del cerro, el castillo vigilante.

Los Libros de Visitas de la Orden de Santiago describen a finales del siglo XV el castillo de Segura de la Sierra como un recinto militar con armamento para hacer frente a un asedio o, en caso de necesidad, organizar una hueste para atacar al enemigo. No podemos olvidar que en 1434 Rodrigo Manrique organizó una hueste para conquistar Huéscar en el Altiplano granadino.

En Segura de la Sierra, aprovechando esa posición privilegiada y bajo la seguridad que ofrecían sus murallas es donde se crío Jorge Manrique bajo el cuidado de su madre, doña Mencía de Figueroa, en la casa que todavía hoy se conserva quinientos años después.



RSS Feeds

Planifica tu viaje, navega por la web y añade al cuaderno tus contenidos