En... El Balcón de las Montañas también te recomendamos...

Añadir al Cuaderno de Viaje
En... El Balcón de las Montañas también te recomendamos...

Visitar Villacarrillo, Villanueva del Arzobispo, Sorihuela del Guadalimar y Mogón.


Villacarrillo

Un paseo por esta villa nos permitirá descubrir una excepcional obra del Renacimiento, menos conocida de lo que se merece: la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, obra del maestro Andrés de Vandelvira, construida sobre los restos de un antiguo castillo. En su interior cabe resaltar su sacristía, obra de Alonso Barba. Su espectacular fachada principal (Puerta del Sol) es obra de discípulos de Vandelvira, coronada por dos torres campanario, de las cuales una no se concluyó. También se encuentra una bella balconada a modo de corredor. Este edificio religioso fue declarado Monumento Nacional en 1931.

Por las principales calles de Villacarrillo podremos admirar magnificas casas solariegas, algunas blasonadas, con fachadas en piedra de sillería, como es el Palacio del Cardenal Benavides y la Casa de la Inquisición, con su fachada original que mantiene sus rejas y subida de escaleras. Otros monumentos que podremos ver son la iglesia de Santa Isabel de los Ángeles, del siglo XVI, y el antiguo Hospital, de 1645, obra de Juan de Aranda.

Villacarrillo fue una antigua aldea conocida por el nombre de Torre de Mingo Priego, perteneciente a Iznatoraf, hasta que en el año de 1440 fue separada y declarada Villa por el Arzobispo de Toledo D. Alonso Carrillo, al cual debe su actual nombre.

 

Villanueva del Arzobispo

En una de sus entradas al municipio, podemos ver su monumental plaza de toros, de estilo neomudejar, junto al bello parque municipal en el que hay magníficos ejemplares de tejos, cedros y tilos. El monumento más destacado es su iglesia de San Andrés construida en el siglo XVII, en lo que era una antigua fortaleza, de la que se mantienen dos torreones con balcones amatacanados y, en su interior, un bello retablo barroco.

Dando un paseo por su barrio antiguo, en las inmediaciones de esta iglesia, por callejuelas estrechas y encajonadas, podremos ver el Palacio de la Inquisición. Otro monumento cercano a este barrio es el convento de Santa Ana. En la Iglesia de la Vera Cruz, se venera al Cristo de la Vera Cruz, obra del universal escultor Mariano Benlliure. En sus principales calles, podremos contemplar viejas casas señoriales, pequeños y coquetos palacetes que seguro llamaran nuestra atención.

El Santuario de la Fuensanta, una antigua fortaleza, es un lugar mágico, repleto de misterio y encanto. En él se venera a la Virgen de la Fuensanta.

Villanueva del Arzobispo fue una antigua aldea de la Moraleja, que fue dada por el rey Enrique III al Arzobispo de Toledo D. Pedro Tenorio, en el año de 1396, separándola de Iznatoraf y declarándola Villa, de donde viene su nombre actual.

 

Sorihuela del Guadalimar

Sorihuela del Guadalimar es un pueblo pequeño y encantador, en el que el visitante se sentirá atraído por su historia y sus monumentos en piedra viva, como su templo parroquial de estilo renacentista, de líneas simples y sencillas. Su torre-campanario fue diseñada por el maestro Vandelvira. Llaman la atención las gárgolas de su parte superior. Destaca sobre el pueblo un majestuoso torreón, declarado Monumento Histórico, perteneciente al antiguo castillo árabe del siglo IX. En sus calles principales y en la plaza mayor, se encuentran interesantes y atractivas casas solariegas. También podemos admirar su señorial fuente y lavadero público. A 3 km del pueblo, se encuentra la pequeña y sencilla ermita de Santa Quiteria.

Sorihuela del Guadalimar es otra de las antiguas aldeas que pertenecieron a la nodriza Villa de Iznatoraf. Su independencia fue concedida en 1595 por Felipe II, segregación que le resultó costosa a sus moradores, hasta el punto de pedir préstamos a otros pueblos de la provincia.

 

Mogón

Pedanía dependiente de Villacarrillo, situada a 400 m de altitud, en el valle del Guadalquivir. Sus tierras de centenarios olivos y fértiles vegas son regadas también por el Aguascebas, siendo este el lugar donde se abrazan ambos ríos. Mogón tiene la etiqueta de lugar de veraneo, dotado de una estupenda zona de baño, bien equipada, en el cauce natural del río Aguascebas, en el paraje de “EL Molinillo”, que nos invita a pasar una estupenda jornada.

Su situación estratégica al pie de la Sierra de las Villas, puede ser el punto de partida para una serie de rutas (La Osera, El Vigarral, Embalse de Aguadero Hondo, La Fresnedilla, Villacarrillo, etc.). Los bolos serranos o andaluces es la actividad deportiva más practicada en la localidad, que cuenta con uno de los mejores clubes de la actualidad y dos boleras abiertas al público, una con tres pistas, dentro del núcleo urbano.

Muy próximos al pueblo, a unos 2 km por la carretera en dirección de La Osera, se encuentran los baños medicinales de El Saladillo. Para completar la oferta de ocio, próximos a Mogón existen dos los cotos de pesca trucheros: El Sillero, coto de pesca sin muerte situado en el río Guadalquivir, y el coto de pesca intensivo El Duende.



RSS Feeds

En El Balcón de las Montañas no dejes de visitar...

Mirador del Tapadero

Este mirador está situado sobre el saliente de una pared rocosa, con más de 200 m de caída vertical, sobre un abismo cuya visión produce impresión. Las escarpadas laderas están pobladas por manchas de bosque mediterráneo, que ancla sus raíces en la pura roca. Es frecuente observar las cabras monteses trepando por las laderas, así como el vuelo majestuoso de grandes rapaces, sobre todo buitres leonados, pero también águilas reales, culebreras, calzadas, halcones, gavilanes… y, si hay suerte, hasta el recientemente reintroducido quebrantahuesos.

Leer más...

Este sendero te permitirá descubrir uno de los entornos de mayor encanto de la sierra de Las Villas. Discurre a lo largo del cauce natural del río Aguascebas Chico, en el que descubriremos insólitos e inesperados rincones. Siguiendo por él, a nuestra derecha, encontramos terrenos abancalados de antiguos cultivos y un pequeño cortijo medio derruido. Este paraje es conocido como “Las Ramblillas”. En el hondo del valle se ve el río Aguascebas Chico.

Leer más...

Pista Forestal de Navazalto

Desde la cima del Navazalto contemplarás enormes desfiladeros de altos paredones rocosos, que originan abruptos y escarpados barrancos, por los que se suceden espectaculares saltos de agua. Las panorámicas son espléndidas. Hacia el oeste, la gran depresión del valle del Guadalquivir, entre el tapiz verde de los olivos, se pierde en el horizonte, al igual que los pueblos de las comarcas de la La Loma y de Mágina. De norte a sur se observa una completa vista de la indómita sierra de las Villas, y abajo, el azul del embalse de Aguascebas.

Leer más...

Planifica tu viaje, navega por la web y añade al cuaderno tus contenidos