online pharmacy

Cerrada la Herradura y Cañada del Mesto

Añadir al Cuaderno de Viaje
Cerrada la Herradura y Cañada del Mesto

Dependiendo del nivel del embalse, el cañón es más o menos profundo. El mejor punto para tener una panorámica del mismo es el mismo puente que lo atraviesa. Con la seguridad que nos da su barandilla metálica podemos asomarnos y ver pulular truchas y barbos en las aguas cristalinas que lleva el río Guadalentín en su entrada a La Bolera.


Este puente se construyó cuando, en los sesenta del siglo pasado, las aguas represadas sepultaron el Puente del Molinillo, que atravesaba el Guadalentín un poco más abajo, y que permitía, desde tiempos inmemoriales, el acceso de carretas a un camino que unía a los habitantes de los núcleos diseminados en la parte alta de la Sierra (Nava de San Pedro, Puntal de Ana María, la Loma de la Sarga, Vadillo de Castril, etc.) con El Almicerán y Pozo Alcón. Mucho del trigo que se sembraba en esa zona montañosa se convertía en harina en un molino que había en la confluencia del Río Guazalamanco con el Guadalentín, muy cerca del mencionado puente, y que le daba nombre al paraje.

Ese camino histórico carretero, que el progreso se encargó de truncar más de cuarenta años atrás, ya viene recogido en las crónicas medievales. Fue también camino de la Mesta, por donde conducían los ganados de Pozo Alcón y Castril a las invernadas de Sierra Morena, de clima más suave y propenso para ovejas y vacas. El trayecto que comunica el embalse con el Vado de las Carretas, cerca de la Nava de San Pedro es vía pecuaria y, oficialmente, recibe el ilustrativo nombre de “Cordel de Vistas Pintorescas”. El primer tramo de ese trayecto, que pasa por el cortijo de los Tontos, casa forestal del Puntal de Ana María y cortijo del Raso del Peral (punto más alto del camino a unos 1.320 m de altitud) se conoce como Cañada del Mesto, y es un agradable paseo (unos 8 Km. ida y vuelta desde donde hemos dejado el vehículo) que nos sorprenderá por los miradores naturales que encontramos en el recorrido (Cortijo de los Tontos, Puntal de Ana María y el Poyo del Raso) y las vistas que nos regalan. Si continuamos unos 5 Km. más hacia delante encontramos el Vado de la Carretas y las Cerradas del Guadalentín y Canaliega.

 

Te sugerimos…

  • Que antes de tomar el camino a pie que nos lleva a la Cerrada de la Herradura, en las cercanías de la Casa Forestal del Molinillo, nos asomemos, con el máximo de las precauciones, a los filos del cortado que dan vista al embalse y al tramo final del Río Guazalamanco, antes de confluir con el Guadalentín. Si el nivel del embalse está bajo podremos ver el antiguo puente del Molinillo y lo que queda de la pequeña y vieja fábrica de harina. En ese caso, una opción recomendable es que, a través de un vereda que parte al este de la casa forestal, justo enfrente del puente grande, bajemos a la orilla del río y nos acerquemos al molino. Aún quedan restos de los antiguos sistemas usados para la molienda del trigo.

 

LOCALIZACIÓN

La Cerrada de la Herradura está situada en la cola del embalse de la Bolera y se accede por la Dehesa del Rincón, un amplio entrellano situado en la margen derecha de dicho embalse. Desde Pozo Alcón hay que tomar la A-326, subiendo por la Avenida de la Bolera, dirección a Castril. Pasando el camping de la Bolera y el km 7, tomamos un desvío que sale a nuestra izquierda y que bordea la Casa Forestal de la Bolera (indica hacia el Hornico). Por una carretera sin asfaltar, siguiendo siempre por la vía principal, se llega a la Casa Forestal del Molinillo, ahora aprisco de ganado, 7,7 Km. más adelante. Allí dejamos el vehículo y seguimos el sendero de la ruta que indica al Vado de las Carretas. Unos 800 metros más adelante un estrecho puente cruza un desfiladero. Nos encontramos en la Cerrada de la Herradura. Si continuamos el camino, hasta que este empieza de nuevo a descender, 3,5 Km. más adelante, haremos el trayecto conocido como Cañada del Mesto.



RSS Feeds

Planifica tu viaje, navega por la web y añade al cuaderno tus contenidos