online pharmacy

Río Guazalamanco

Añadir al Cuaderno de Viaje
Río Guazalamanco

Guazalamanco es un cauce de montaña de aguas permanentes y turbulentas, cargadas de oxígeno y gélido cristal. Cada uno de sus rincones nos invita a recrear nuestros sentidos, a permanecer quietos, en silencio, como si quisiéramos fundirnos con la naturaleza y volver a nuestros orígenes. Si se olvidas la cámara fotográfica en el coche, cuando descubras el arroyo volverás sobre tus pasos para reiniciar el camino, ahora con la máquina preparada.


Una vez superada la rampa asfaltada, el tramo más penoso del camino, llegamos a un excelente mirador que nos permite disfrutar de unas buenas vistas del embalse y del Barranco Valentín. Un poco más adelante la pista discurre paralela al río. Cuando ésta vadea el cauce, sin cruzar, seguimos por la orilla atentos a los rincones llenos de encanto que nos encontraremos. Más tarde nos veremos obligados a dejar la orilla para acceder a un carril. Continuamos aguas arriba, hasta llegar a la Cascada del Dique, muy fácil de distinguir porque en su corona tiene unos muros de piedra. Un poco más abajo, oculta entre el matorral, se esconde un hermoso salto de agua que no debemos perdernos.

Superando la Cascada del Dique, parte una senda que, al principio, cruza dos veces el cauce y que nos lleva a la cabecera del río. Abandonando durante un buen trecho el fondo del barranco, y luego regresando a él, cuando el camino termina en una pista forestal, llegamos a la parte baja de la Cerrada de Navas, donde el Guazalamanco ofrece una de sus más bellas estampas.

Sin embargo para llegar a este punto desde arriba y hacer el recorrido del arroyo hacia abajo, se puede hacer una interesante ruta desde el Aula de Naturaleza y Jardín Botánico de El Hornico: Ruta de Guazalamanco por los Prados de Arredondo. Este itinerario circular está señalizado y tiene 13,2 de longitud (circular). Si se dispone de dos vehículos y dejando uno en la Cuesta del Cemento, reducimos la ruta a 8,8 km y, además, evitamos la parte más llana y monótona del recorrido, la Dehesa del Rincón.

 

LOCALIZACIÓN

El acceso más directo al río Guazalamanco es por la Dehesa del Rincón. Desde Pozo Alcón hay que tomar la A-326, subiendo por la Avenida de la Bolera, dirección a Castril. Pasando el camping de la Bolera y el Km. 7, tomamos un desvío que sale a nuestra izquierda y que bordea la Casa Forestal de la Bolera (indica hacia el Hornico). Por una carretera sin asfaltar, siguiendo siempre por la vía principal, a 6,7 km de su inicio sale una bifurcación a la izquierda, en cuesta, que está asfaltada (Cuesta del Cemento). Aunque con un todoterreno podemos llegar a la Pasada de Guazalamanco, por una pista forestal paralela al cauce, la opción más recomendable es la de dejar el vehículo al pie de la cuesta y realizar un pequeño paseo hasta la Cascada del Dique (ida y vuelta 2,5 km), y disfrutar de los múltiples rincones que nos ofrece este bello y salvaje riachuelo de montaña.



RSS Feeds

Planifica tu viaje, navega por la web y añade al cuaderno tus contenidos