online pharmacy

Peal de Becerro

Añadir al Cuaderno de Viaje
Peal de Becerro

El emplazamiento en el que hoy nos recibe Peal de Becerro estuvo ocupado en la antigüedad por florecientes asentamientos íberos: la cámara sepulcral de Toya es uno de los legados más fascinantes que quedaron de la época.


Dentro del pueblo deben visitarse las dos torres fuertes medievales, que formaron parte de una fortaleza medieval que estaba adscrita a Quesada y que, pasado el ecuador del siglo XIV, en 1361, fue saqueada e incendiada en una razzia de tropas árabes del reino de Granada: la Torre del Reloj, de doce metros de altura y levantada a finales del siglo XIV, y la Torre Mocha, algo más baja. Ambas torres conforman un singular espacio urbanístico en la Plaza Cronista Cazabán, complementado por un Auditorium para actividades culturales y lúdica al aire libre.

A unos cinco kilómetros de Peal de Becerro, cerca del extraordinario sepulcro ibérico de Toya, se mantiene erguida una impresionante torre que formó parte del histórico castillo de Toya. Merece la pena la visita para comprender la importancia que tuvo este lugar en la antigua civilización íbera.

En Hornos de Peal, una de las pedanías de Peal de Becerro, se encuentra todavía en funcionamiento un viejo acueducto, tenido por construcción romana, que sigue desafiando el paso del tiempo.

Actualmente en Peal de Becerro se ha incorporado el sisal en trabajos que se habían efectuado con esparto hasta tiempos muy recientes. Esta fibra es la que siempre se conoció en el área de los países americanos de habla española con otras denominaciones, como son henequen en Méjico o cabuya en Ecuador. Hoy en Peal se realizan con el sisal alfombras artísticas en la tradición de Úbeda, cuya gran calidad técnica les ha valido estar presentes en lugares tan prestigiosos como son algunos establecimientos de la Red de Paradores Nacionales.



RSS Feeds

Planifica tu viaje, navega por la web y añade al cuaderno tus contenidos